lunes, 22 de abril de 2013

Sobre nuestro “polémico” videoclip “Take me as I am” y su censura en algunos medios




El videoclip que acompaña la canción "Take me as I am" ha dado la vuelta al mundo, aparecen reseñas y reportajes sobre él en multitud de medios internacionales. Algunos titulares sensacionalistas lo califican literalmente de “escándalo” y no son pocos los medios que lo han censurado.

En todo caso si son pocos los medios que han contrastado la información de que disponían, por lo que hemos podido comprobar algunas de las informaciones que se han difundido no son correctas.

El video cuenta una historia, la de unos músicos que deciden sustituir la música por otro reclamo que les ayude a darse a conocer. El video está interpretado por tres actores:I. G en el papel de cantante, Jaime Vicedo en el papel de teclista y Alba Luna A. Carvajal en el papel de Violinista. Ellos se encargan de dramatizar una historia de ficción que tiene diferentes lecturas y no menos controversia.

En el equipo técnico nos encontrábamos tres personas: Ramón Mascaros, Tham Casany y Yo (Juan Ramos). La cantante real de la canción, Mónica Montagud, así como Sonia Quejigo, la violinista, no intervinieron en el rodaje, al contrario de lo que afirmaban (con rotundidad) algunos periódicos y televisiones. Participaron en parte de la creación del proyecto pero no en escena. Entendemos que pudiera haber confusión pero no hubiera estado de más que contrastaran la información antes de publicarla.

Es llamativa la polémica (y censura) que ha suscitado en muchos medios algunas de las imágenes, lo cual merece una reflexión. El recurso sexual está, desde tiempos inmemoriales, hasta en la sopa: en publicidad, cine, videoclips, etc… la única diferencia, creemos, es que nosotros, intencionadamente, no lo hemos disfrazado. El video es explícito en el uso que hace de él (esa era una de sus premisas), es algo funcional y se representa con la crudeza de unos personajes que lo hacen porque creen que deben hacerlo, porque no ven otra salida para abrirse camino, no por placer.  

Fuimos conscientes de que algunas imágenes no pasarían desapercibidas y de que cruzábamos la línea de lo “políticamente correcto” en el metraje más explicito. Todo se meditó mucho.  Cuando decidimos contar esta historia necesitábamos la fuerza  que esas imágenes nos entregaban. Nada es gratuito.

El potente contraste sobre una canción de carácter delicado y “frágil” o “vulnerable” era otra de las características ineludibles del proyecto.

Al igual que con las canciones, debe ser cada uno el que saque sus propias conclusiones de la historia que cuenta el video en todas sus perspectivas. El espectador es el que debe terminar de darle forma. El sexo no es más que un símbolo de muchas cosas, algunas nada tienen que ver con él, otras sí.

Agradecemos a los actores y al equipo, que con una importante escasez de medios y de presupuesto, ha podido sacar adelante el proyecto.

Aprovechamos también para desmentir otros titulares que relacionaban el video con la crisis económica que atraviesa España (esto sería bastante gracioso si no fuera por el drama que sufre mucha gente por culpa de ella). Obviamente no tiene nada que ver. Pero entendemos que ellos también usen sus propios “reclamos” para vender sus noticias ;)

Más información en este reportaje de la cartelera del diario El Levante

6 comentarios:

Noelia Vigo dijo...

Sois geniales!!

Dario dijo...

Enhorabuena desde Argentina por todo vuestro trabajo

Antón Rosales dijo...

Como músico creo sinceramente que no es necesario utilizar otros medios para darse a conocer que la propia música. Si tienes talento saldrás adelante.

Juan dijo...

Me parece muy acertado el comentario y la aclaración. Adelante

Anónimo dijo...

Los felicito, una obra excelente para nada pornografica.

Mario Blanco dijo...

Me ha gustado bastante, y también la aclaración. En el fondo también se trata de una crítica.
http://cortometrajesonline.com/cortos/take-me-as-i-am-videos-eroticos.html